Ir arriba
Viernes, 29 de mayo, 2020
Coronavirus / covid-19
  • Casos RD
  • Muertes RD
  • Recuperados RD
  • Casos totales
  • Muertes
  • Recuperados
  • Nuevos Casos
<< Mapa interactivo >>

Un informe que no podemos ignorar

Un informe que no podemos ignorar
Mario Rivadulla

No es solo la humareda provocada por el tenso clima político creado a consecuencia de la abrupta suspensión de las elecciones municipales, ni la desatada y preocupante aparición del coronavirus elevado a la categoría de pandemia por la OMS los únicos factores que pueden afectar la marcha de la economía y la atracción de inversionistas extranjeros ambos en definitiva eventos adversos que terminarán por ser superados.

Peor y mucho más grave por su carácter endémico la corrupción y la impunidad oficial que atribuye a las fuerzas del orden, el gobierno y el sector privado, así como la ineficacia de la justicia,  el informe elaborado por la embajada de los Estados Unidos reflejando la queja testimonial de empresarios norteamericanos que operan negocios en el país.

Estos señalan que de continuo están enfrentando dificultades y problemas que son de carácter sistémico, o sea enraizados y de permanencia.  Entre otros,  citan la ausencia de reglas claras para poder competir, así como la inobservancia de las existentes.

Males consignados: peticiones de soborno; atrasos en los pagos del gobierno; una débil aplicación de los derechos de propiedad intelectual; trabas burocráticas; lentitud en los procesos administrativos así como en los judiciales; falta de estandarización en la valoración aduanal y clasificación de las importaciones.

El amplio memorial de quejas, incluye además debilidad en la aplicación de leyes de tenencia de la tierra y expropiaciones por parte del gobierno sin la debida compensación,  en tanto  atribuyen falta de confianza en el sistema judicial, al que reputan estar sesgado e influenciado por intereses determinados y elementos poderosos que lo inclinan a su favor con vulneración de las normas legales.

De hecho, y como prueba de sustentación, la embajada estadounidense tiene registrados al menos veintiocho casos en curso de inversionistas norteamericanos involucrados en reclamaciones legales de distinta naturaleza con el gobierno y empresas paraestatales.

El país requiere de la inversión extranjera, sobre todo cuando viene acompañada de tecnología de que no disponemos,  que nos permita aprovechar nuevas áreas de riqueza potencial.   Pero para lograrlo es preciso contar con reglas de juego claras y respetadas,  transparencia sin fisuras de corrupción ni impunidad,  seguridad jurídica y una justicia confiable.

Tratándose de nuestro principal socio comercial y  figurando sus nacionales entre los principales inversionistas extranjeros establecidos en el país, el informe que comentamos conlleva un mensaje  de alerta que no debemos ignorar,  y al que es preciso ponerle especial atención, acogiéndolo y analizándolo sin prejuicios y sirviendo de base para en cada caso aplicar los correctivos de lugar.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *