Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Jueves 22 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

Un muerto y miles de casas destruidas por el ciclón Kenneth en Mozambique

MAPUTO.- El ciclón tropical Kenneth ha causado ya un muerto en el norte de Mozambique, donde tocó tierra este jueves por la tarde, y arrasó miles de casas y edificios públicos, confirmó hoy el Instituto Mozambiqueño de Gestión de Desastres (INGC).

La víctima, una mujer, perdió la vida en Pemba, la capital de Cabo Delgado, tras caerle un árbol encima.


Kenneth, segundo ciclón que azota Mozambique en menos de dos meses, dejó numerosas viviendas dañadas y sin techo, árboles caídos, inundaciones y cortes de electricidad en la provincia de Cabo Delgado, sobre todo en los distritos de Ibo, Macomia y Quissanga, próximos a la frontera con Tanzania, según la primera evaluación del INGC.

En Macomia se cuentan por miles las casas destruidas, debido especialmente a su precariedad, y en Ibo cerca de 15.000 personas quedaron al raso.

Según el INGC, los centros de acogida creados en los últimos días en colegios, que han resguardado a más de 30.000 familias, están abarrotados, y se precisa de tiendas, comida y agua potable.

La portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Clare Nullis, informó este viernes de que no hay datos en la historia de que antes se hubieran registrado dos tormentas de esta intensidad que azotaran Mozambique en la misma temporada.

Kenneth golpeó primero el miércoles por la noche las islas Comoras, donde causó 3 muertos, y siguió avanzando hasta el continente «intensificándose muy rápido», indicó Nullis en una rueda de prensa en Ginebra.

«En su pico, Kenneth tuvo el equivalente a un huracán muy fuerte de categoría 4 (en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5), se debilitó un poco antes de tocar tierra, pero las cifras iniciales muestran que seguía siendo de categoría 4 cuando tocó tierra con vientos de más de 185 kilómetros por hora», informó la portavoz.

Este ciclón tocó tierra en una zona muy rural, a diferencia de Idai que lo hizo en Beira (centro), una de las ciudades más pobladas de Mozambique, que quedó casi completamente arrasada.

Kenneth ha pasado de ser ciclón a depresión tropical, pero se espera que durante todo el día de hoy deje vientos con ráfagas fuertes de hasta 70 kilómetros por hora, y tormentas severas en Cabo Delgado y algunas zonas de otras provincias.

Este ciclón llega al final de la temporada de lluvias del país, cuando los niveles de los ríos y presas están de por si elevados, por lo que se espera que con estas precipitaciones alcancen su nivel máximo el próximo lunes, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El pasado 14 de marzo, el paso de Idai por una zona a casi 1.000 kilómetros al sur de la afectada por Kenneth causó solo en este país más de 600 muertos, y casi 2 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria.

Kenneth pasó por las islas Comoras este miércoles ocasionando tres muertos confirmados, una veintena de heridos y graves daños materiales, y fue tomando fuerza hasta su impacto en tierra.

Tanto Comoras como las vecinas Tanzania y Malaui están en alerta por la posibilidad de lluvias en relación con este nuevo fenómeno meteorológico.

Mozambique se encuentra aún recuperándose de la devastación causada por Idai, considerado el peor desastre natural de la historia reciente en el sudeste de África, con más de un millar de muertos, sumados los fallecimientos en ese país (603), Zimbabue (344) y Malaui (56).

Idai tocó tierra el pasado 14 de marzo en el centro de Mozambique, arrasando casi la totalidad de la ciudad de Beira y sus alrededores, y dejando pueblos enteros bajo el agua durante varios días.

Luego avanzó hacia Zimbabue el 15 de marzo, causando graves daños y dejando aislados pueblos y ciudades del noreste del país. Además, Idai provocó graves daños y muertes en los días anteriores a su paso por Malaui, cuando todavía era una tormenta tropical.

Decenas de miles de personas siguen desplazadas casi un mes y medio después del paso de Idai y en torno a dos millones de personas aún necesitan ayuda humanitaria, según la ONU. 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *