En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Un robot peruano pretende salvar peces amenazados

Un robot peruano pretende salvar peces amenazados
Un robot peruano pretende salvar peces amenazados

Robot (Archivo)

Al parecer, los robots son solo cosa de japoneses. Un grupo de estudiantes peruanos lo dejó en claro tras ganar el segundo puesto en un concurso celebrado en Japón con un robot que acaba de ser presentado en Lima.

Ocho alumnos de ingeniería de la Universidad de San Martín de Porres presentó a los medios de comunicación la máquina con la que logró la “medalla de plata” de la tercera edición de un concurso internacional de robótica organizado en Japón.

Se trata de “Naylamp”, un autómata pequeño con dos tenazas y cuatro ruedas unidas a una plataforma que, dirigido por control remoto, tiene la misión virtual de salvaguardar a un pez japonés en peligro de extinción, explicó Paolo Granados, del club robótico de la universidad limeña.

Un robot capaz de ayudar a recuperar el hábitat del pez “Nippon Baratanago” (parecido al pez dorado) y trasladar a otro entorno todas sus especies enemigas: tal era el objetivo del concurso, en el que la universidad peruana, único centro educativo latinoamericano participante, compitió contra seis equipos, todos japoneses.

Con sus pizarras en mano, y auspiciados por varios profesores, los universitarios empezaron a perfilar el diseño del robot: salió un primer prototipo con un brazo y un segundo con dos pinzas, que luego perfeccionaron con motores de mayor capacidad para poder superar los obstáculos impuestos en la convocatoria del concurso.

“Vimos la necesidad de colocarle algún tipo de medición y colocamos espuma en las pinzas, y también implementamos mejores motores para que el robot tuviera mayores facilidades para subir la rampa”, contó Granados.

El prototipo fue tomando forma con materiales como el aluminio y la espuma. Se reciclaron llantas de juguetes viejos y aprovecharon motores de impresoras y lavadoras para construir a “Naylamp”, que toma su nombre de un ser mitológico del antiguo Perú que vino del mar.

“No ha salido muy costoso porque hemos utilizado piezas ya recicladas, porque aquí no contamos con un mercado como el japonés, de encontrar piezas ya fabricadas o hechas, así que hemos elaborado todo nosotros mismos”, señaló Granados.

Tras cinco meses los alumnos lograron su objetivo: “Naylamp” ya estaba listo para subir y bajar una plataforma elevada y alejar así a los “peces malos” en el menor tiempo posible.

Sin embargo, otro competidor diseñado en un instituto tecnológico de Osaka y que constaba de cuatro brazos robóticos se llevó el galardón porque consiguió hacer lo mismo que Naylamp, pero con unas milésimas de segundo menos.

La importancia de estos robots radica en que en el futuro podrían solucionar casos reales como el de la central nuclear japonesa de Fukushima, que tras el terremoto contaminó toda una zona cuya limpieza sería posible con autómatas activados a distancia, destacó Granados.

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *