X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Domingo 24 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 199,672
  • Nuevos casos 1,549
  • Fallecidos total 2,482
  • Nuevos fallecidos 12
  • Recuperados 146,020
  • Críticos
  • Pruebas 981,506
<< Mapa interactivo >>

Un terrorista llamado Luis Abinader

  • Por:  Juan TH
  • sábado 05 marzo, 2016 - 1:31 PM |  País,

Ahora ocurre que Luís Abinader, candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno y de otras fuerzas políticas,  es un terrorista que ordena colocar y detonar bombas en un recinto lleno de personas que discuten pacíficamente el desarrollo de una protesta de profesores, empleados y estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo que reclaman un presupuesto justo como lo ordena la ley,  para de ese modo poder cumplir sus compromisos académicos y seguir siendo la universidad del pueblo pobre.

El presidente Danilo Medina tiene en sus manos la posibilidad legal, legítima, de anular, de golpe y porrazo, al único obstáculo para continuar en el poder y consolidar su dictadura, sometiendo a Luís a la justicia por alteración del orden legalmente constituido, asociación de malhechores,  intento de asesinato,  sedición, conspiración  y  terrorismo.

Con esas imputaciones al candidato presidencial del PRM habrá que dictarle 30 años de cárcel, cadena perpetua, la silla eléctrica, inyección letal o el paredón de fusilamiento. (Nada de eso es difícil pues el PLD controla todas las instituciones del Estado y las usa con files políticos reeleccionistas)

Luís Abinader debe presentarse ante el Ministerio Público y convertirse en reo; él mismo debe ponerse las esposas para que lo encierren en las mazmorras del PLD ubicadas en el “15 de Azua”, donde están los criminales y antisociales más peligrosos del país.

La acusación contra el candidato presidencial opositor la hacen, nada más y nada menos, que el Ministro de lo Interior  y el  jefe de la Policía Nacional durante una apresurada y planificada rueda de prensa para denunciar los actos vandálicos minutos antes de que se produjeran y de que estallaran las bombas lacrimógenas que provocaron que todos los presentes en el aula Magna de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) corrieran despavoridos.

Debemos  suponer que la gravísima imputación de terrorismo contra Luís Abinader, un conservador por naturaleza de clase, que ha debido visitar pocas veces la UASD, que nunca ha quemado un neumático durante una protesta callejera, ni lanzado una piedra, que no ha militado  en grupos de izquierda, ni siquiera en el PACOREDO donde se  inició políticamente el reeleccionista Danilo Medina,  debió ser hecha previa investigación de parte de los organismos de seguridad del Estado.

(No sería la primera vez que un rico de nacimiento se revela contra sí mismo y se vuelve loco y se convierte en asesino de masas)

(Algunos analistas están convencidos de que las bombas las lanzaron agentes provocadores del gobierno para impedir la protesta, intimidar y desacreditar al candidato opositor convertido en un peligro para la reelección)

Como el ministro de lo Interior y el jefe de la Policía tienen pruebas de que Luís Abinader es un terrorista asociado a Juan Hubieres, diputado y candidato a senador, y al Frente Amplio de Lucha Popular, su deber es hacerle un expediente penal para que el Procurador General de la República, tan diligente en algunos casos, proceda y pida prisión preventiva contra tan peligroso ciudadano, alumno sin duda de Osama Bin Laden.

Y si no lo hacen, Luís Abinader, Juan Hubieres y Fidel Santana deben meterse presos ellos mismos. Y junto con ellos todos los candidatos del PRM, del PRSC, del Frente Amplio y demás partidos que integran la oposición verdadera.  De ese modo Danilo podrá reelegirse sin ningún problema. ¡Adelante y valor!

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *