x
21 Abril 2024

Un viaje y compartiendo con gente buena

Enfoque

Procurar acabar con la pobreza, es un compromiso de quien cree y ama a Dios, como también de ateos e incrédulos.

Imagen sin descripción

1.- Los seres humanos están adecuados para llegar al mundo terrenal y, en un ambiente acogedor, compartir con sus semejantes en cordialidad, abierta afabilidad, desarrollando absoluta amabilidad.

2.- Aspiramos y merecemos convivir; estar en compañía de gente buena; ponernos de acuerdo para en común hacer sana avenencia a los fines de, en paz, entendernos.

3.- Alegrarse y causar alegría es signo de estar divertido, animado, listo para hacer gozar a otros que bien merecen sentirse regocijados. Transmitir dulzura es llevar suavidad, grata bondad.

4.- El entorno que hemos descrito y deseado solamente existe en nuestro pensamiento, es el correcto, el modelo de perfección para establecerse y hospedarse mientras formemos parte del mundo de los vivos.

5.- Pero una cosa es idealizar, ver las cosas mejores de lo que son, y otra es ubicarse en la realidad, en el espacio territorial donde nos encontramos, aquí, donde ponemos nuestros pies y estamos bajo el mismo cielo.

6.- El ambiente que dominicanas y dominicanos compartimos de manera habitual, no tiene nada para celebrar, exaltar ni mucho menos loar como el sitio que sirve de buen ejemplo para creerse estar en el paraíso.

7.- Redactamos los párrafos anteriores para despertarnos ilusión, imaginarnos el país en el cual quisiéramos vivir, y estamos obligados a construir. Pero este que habitamos es diferente al que describimos como un soñador cualquiera.

8.- Nos hemos motivado a hacer este escrito, porque por unos días salimos del país hacia Estado Unidos, y sacamos tiempo para departir con personas de sanos sentimientos, llenas de bondad.

9.- Nos hizo bien pasar unos días fuera del medio social dominicano, que cada vez se hace más pesado, muy enojoso. Está que irrita, es para hacer sentir contrariado, poner colérico al más apacible.

10.- El ordenamiento económico y social, las rígidas estructuras predominantes en la República Dominicana, motivan a las personas a estar de mal humor, enfadadas, listas para el berrinche.

11.- Hace sentir bien estar con personas que se esmeran en tratar con exquisitez a los demás, enseñan finura, esa parte maravillosa de la especie humana, la calidad de bueno.

12.- Aunque no profesamos religión alguna, disfrutamos dialogar sanamente con creyentes que de manera sincera abrazan y difunden el cristianismo. Tenemos un gran respeto por quien asume con seriedad la doctrina de Jesucristo.

13.- En el curso de nuestra estadía en territorio estadounidense, pasamos unos días con dos esposos amigos, fieles devotos cristianos, y tuvimos la oportunidad de visitar e intervenir durante una comparecencia en el Instituto Teológico la Gran Misión, lugar para estudiar las Sagradas Escrituras.

14.- Se hace un significativo aporte con la formación de mujeres y hombres para que, al adquirir conocimientos, sean mejores seres humanos y hagan posible que otros ajusten su proceder a una existencia digna.

15.- Porque nos sentimos libres de pensamiento, llevamos gusto al compartir con gente que de manera honesta acepta la visión y el amor de Dios en el cielo. Los que profesan el cristianismo liberador de los oprimidos aquí en la tierra, nos tienen como aliados consecuentes.

16.- De la persona hay que tomar en cuenta su sensibilidad, esa parte que no se ve, pero se expresa en la disposición a compadecerse, a la ternura para quien merece el trato amoroso.

17.- Es muy valiosa para la lucha social esa mujer o ese hombre de convicción, que tiene el convencimiento de que sus creencias y prácticas relacionadas con el culto a la divinidad, le mandan a hacer el bien.

18.- En un país cualquiera, en el cual está presente la desigualdad, es necesario contar con creyentes y no creyentes que hagan causa común por la liberación de su patria. Creer en los dogmas religiosos, no es un obstáculo ideológico para la brega por la felicidad de la humanidad.

19.- Procurar acabar con la pobreza, es un compromiso de quien cree y ama a Dios, como también de ateos e incrédulos.

20.- Después de pasar unos días participando en diferentes actividades en el extranjero, nuevamente estamos aquí para seguir fraguando, exponiendo ideas, accionando hasta absorber y expulsar aire, hasta que respiremos.

Comenta con facebook