En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Una antigua Tradición”

Fe y Vida

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Me recuerdo cuando era casi como una cosa obligación aquella tradición que existía que era el pedirle la bendición a los padres o a los abuelos antes de salir de la casa. Esa, así como otras tradiciones que existían se han ido poco a poco perdiendo, hoy en día se sale de la casa sin decir nada o pedir nada, y no solo eso, muchas veces o la mayoría de las veces ni se dice a donde se va, desafortunadamente en esta vida las costumbres o tradiciones buenas se van perdiendo lentamente. Vivimos de tal manera que lo que era malo se ha ido convirtiendo en menos malo o ya muchas veces lo vemos como bueno.

Y que es pedir la bendición. Muchas personas creen que solamente se le puede pedir la bendición a un Sacerdote. Ese es una bendición sacramental, donde un ministro de la iglesia ordenado para la misma hace la señal de la cruz sobre esa persona, y le pide a Dios que le proteja y le cuide. Pero puede dar la bendición sus padres o cualquier persona mayor pidiendo o invocando en favor de esa persona la protección divina, sin hacer la señal de la cruz sobre la misma.

Llegó a mis manos una bendición Celta la cual es muy antigua, pues los Celtas existieron hacia el 1,400 antes de Cristo, fue una cultura material iniciada en la primera edad de hierro, y la bendición dice así: “Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti, y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano. Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente. Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles. Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado. Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras calidad en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta. Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte. Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna de las colinas Celtas te abracen. Que las bendiciones de san Patricio te contemplen. Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego. Risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con lo que desees. Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad, desde este día en adelante. Que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles. Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos…Así sea cada año y para siempre.

Pedir la bendición es algo que se remonta a muchísimos siglos atrás, ciertamente la nueva generación va perdiendo esos valores que además de ser una tradición era el pedirle a Dios que nos cuidara y nos protegiera.

Los dejos que esta bendición, tomada del Libro de los Números, Capitulo 6, Versículos 24 al 26 y dice así:

El Señor te bendiga y te guarde, Yahvé haga resplandecer  su rostro sobre ti y te de conceda lo que pidas, vuelva hacia ti su rostro y te dé la paz.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Amen!!
Que bendicion mas bella, ojala la aplicaramos los padres a los hijos. Gracias por sus escritos como siempre muy certeros, continue ayudandonos con su sabiduria. Gracias y el Buen Jesús le cuide.
Sr. Ray, cuanta verdad hay en esa bendicion celta. Si deseamos siempre el bien a los demas, mas bien regresara a nosotros de parte de Dios. Muy certero articulo, Ojala lo hagamos vida. Saludos, Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *