En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Una historia de amor

Hay muchas historias de amor y todas son interesantes cuando está de por medio este sentimiento tan hermoso que se produce entre los seres humanos, creados a imagen y semejanza de Dios.

El apóstol Pablo dice que “el amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta., El amor nunca dejar de ser”, (1 Cor. 13:4-8).

La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”, (Juan 3:16).

Se cuenta la historia de una joven que conoció a un apuesto fotógrafo, entablaron una linda amistad y pronto nació entre ellos un fuerte sentimiento de atracción. Un día cuando ella estaba ayudándolo a revelar sus fotos, fue a buscar un químico que se encontraba en un estante, por lo cual necesitó esforzarse para alcanzarlo, debido a su escasa altura.

Al hacerlo, involuntariamente volcó la botella mal cerrada, cayendo el líquido sobre sus ojos. Si bien fue llevada a la clínica de manera inmediata, el esfuerzo resultó en vano, pues el químico ya había hecho el daño, dejándola ciega. Ella estaba muy dolida, no solo por el accidente que afectó su vista, sino también al sentirse abandonada por el hombre que ella amaba, por lo tanto con mucha tristeza y decepción continuó su vida habitual.

Pero había un nuevo capítulo en su vida, al cabo de un tiempo, surgió una nueva esperanza, un trasplante, era la única posibilidad de recuperar la vista, esta intervención se concretó con éxito y finalmente pudo recobrar su vista.

Solucionado este tema, recordó aquella historia de amor que había quedado pendiente y tomó la decisión de buscar a ese joven que tanto amaba. Lamentablemente, él ya no vivía en el mismo lugar, se había ido, sin dejar noticias, ni despedirse.

Un día caminando por el puerto, lo vio sentado a la orilla, a su lado un perro; se acercó con la intención de pedir explicaciones, con una mezcla de enojo e indignación por haberla dejado cuando más lo necesitaba. Sin embargo, al acercarse se dio cuenta que ahora era él quien no podía ver, la amaba tanto que había sido capaz de donar sus ojos para que ella pudiera ver.

Que historia de amor! si este hombre dio algo tan preciado como sus ojos, imagínate ahora el sacrificio que hizo Cristo no dando solamente su vista, sino toda su vida por ti y por mí.

Cuanto amor tiene para con nosotros que a pesar de nuestras acciones, reacciones, pensamientos negativos, Dios no se arrepiente de haber dado lo más preciado, a su único Hijo en rescate por todo el mundo.

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca”, (Isaías 53:6-7). Ahora podemos disfrutar de su gracia, bendición y vida eterna. Si tu deseas darle algo a Dios, ¿qué le darías?, Ámalo, dale lo mejor de ti, sin privaciones, ni reservas como Él lo hizo.

Tal vez no te sientas amado, o quizás estés inseguro acerca de cuanto le importas a los que te rodean, o sencillamente te sientes rechazado, puedes estar seguro, que hay un amor más grande, el amor de Dios, que te ama como eres y sin condiciones.

Comienza hoy a vivir en la seguridad y plenitud de reconocerte perfectamente amado por tu Padre. Ahora tú eres el protagonista de esta preciosa historia de amor.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Esta historia tan bonita me ha hecho llorar, solo nosotras las madres amamos incondicionalmente, un amor parecido al de Dios....quien nos premio haciendonos experimentar tan hermoso sentimiento.
Wow eso si que es amor.....buena comparacion con el amor de Dios.
Que bonita historia, que ademas del amor nos ensena el perdon. Ojala laa personas logren entender que es necesario amar al projimo como a uno mismo, sin esto es imposible agradar a Dios.
Hermosa reflexion....el unico amor perfecto es el de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *