Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Miércoles 25 de noviembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 139,111
  • Nuevos casos 282
  • Fallecidos total 2,313
  • Nuevos fallecidos 2
  • Recuperados 113,134
  • Críticos
  • Pruebas 687,292
<< Mapa interactivo >>

Una muestra propone en Argentina un viaje por la historia de la tecnología

Una muestra propone en Argentina un viaje por la historia de la tecnología
Una muestra propone en Argentina un viaje por la historia de la tecnología

BUENOS AIRES.- La exhibición «Misión futuro» propone en Buenos Aires un viaje en el tiempo sobre la tecnología y la innovación, desde la década de 1930, cuando comenzaban a funcionar las primeras cable operadoras en la ciudad, hasta la actualidad, pasando por imágenes de equipos de la NASA.

Visitar el edificio de la Fundación Telefónica, que organiza la exposición junto a Singularity University, es recorrer la historia de las telecomunicaciones, el desarrollo de la industria digital y, ahora, una muestra que es consciente del presente pero desconoce hasta dónde llegará la innovación tecnológica.

En el primer piso, lo primero que cualquiera ve es la impactante fotografía del viejo hangar de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su sigla en inglés) en Silicon Valley, aunque la directora de la Fundación, Agustina Catone, niega en declaraciones a Efe que la misión del futuro tenga algún vínculo con el espacio estelar.

Catone apunta que la humanidad entera está llena de problemas cuyas soluciones podrían ser abordadas desde el uso creativo de las herramientas disponibles.

Según se puede observar en la iniciativa, algunos de estos desafíos globales son la resistencia a los desastres naturales, el cuidado del medioambiente, la energía, la alimentación, la seguridad, la conservación del agua, y la salud, entre otros.

Uno de los principales atractivos de la exhibición es una máquina que con tan sólo una fotografía es capaz de descifrar el sexo y la edad de una persona aunque, según comentan asistentes al evento, a veces suele sumar unos años más a los visitantes.

Pero no todo es estudiar y desarrollar sino también interactuar, tal como proponen los stands en los que gracias a un sensor de movimiento es posible jugar al ajedrez contra un robot sin tocar una pieza, o remover arena en una tabla que simula ser una maqueta de capas geológicas debido al rebote de una proyección en un cristal.

El show visual recién comienza ahí porque unos metros detrás de la maqueta se ubica un sillón con un casco que cubre la cabeza de quien se lo ponga con la promesa de llevar sus ojos a otro lugar en el que todo se mira y nada se toca: la realidad virtual.

En contraposición, algo que se mira, se toca y se escucha es el dron que en una de las esquinas guardan los organizadores para que sobrevuele la exhibición e interrumpa el clima de murmullo pensativo mientras «cuida no lastimar a ningún visitante ni expositor», bromea Catone en referencia al accidente sufrido por el cantante español Enrique Iglesias durante un recital en 2015.

Sumado al ímpetu tecnológico e innovador, «Misión futuro» también cuenta con un salón utilizado para audiencias motivadoras sobre distintas experiencias de «disrupción organizacional, energía y emprendimientos».

La muestra, que estará abierta hasta el 8 de abril, combina el conocimiento del pasado con las urgencias del presente y la esperanza del futuro.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *