En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Una nueva manifestación toma Hong Kong con reforma democrática como objetivo

Una nueva manifestación toma Hong Kong con reforma democrática como objetivo
Una nueva manifestación toma Hong Kong con reforma democrática como objetivo

Hong Kong.- Decenas de miles de personas se lanzaron de nuevo a las calles de Hong Kong este domingo para solicitar reformas en favor de una ampliación de los mecanismos democráticos de la ciudad y la desestimación definitiva de una polémica propuesta de ley de extradición.

Vestidos en su mayoría con camisetas negras, los manifestantes volvieron a la calle en unas protestas que comenzaron hace siete semanas y que han evolucionado desde la petición original en contra de la citada ley y en pos de mayor democracia en suelo hongkonés.

La ruta autorizada por la policía hongkonesa limitó a dos kilómetros la ruta solicitada por los organizadores, el Frente Civil de Derechos Humanos, que había pedido un recorrido el doble de largo, aunque varios manifestantes desafiaron a las fuerzas de seguridad y continuaron hasta la comisaría central, las oficinas del gobierno local y la oficina de enlace con el gobierno chino en la urbe.

Aunque en otras ocasiones se han registrado enfrentamientos entre la policía y algunos manifestantes, no había constancia de incidentes de ese tipo a las 20.00, hora local (14.00 GMT).

A esa hora, la Policía indicó, a través de su cuenta en la red social Twitter, que desalojaría la zona “en breve”.

Efe pudo constatar que a esa hora, las calles aparecían desiertas, tras realizar los manifestantes una votación a favor de dispersarse.

Sí se registraron incidentes vandálicos aislados y de poco alcance a lo largo de la tarde, como el bloqueo de cámaras de seguridad con pintura, el lanzamiento de huevos a algunos edificios oficiales o el uso de aerosoles para tachar algunos carteles en estos edificios.

Las vallas de seguridad desplegadas en torno a la comisaría central de la policía terminaron cubiertas de pequeñas notas adhesivas de colores que se han convertido en símbolo de las protestas.

Las demandas de los manifestantes, que inicialmente se centraban en la retirada de la polémica propuesta de ley de extradición, ahora se han ampliado a aspectos más amplios de la lucha democrática, como la demanda del sufragio universal, caballo de batalla de la Revolución de los Paraguas de 2014.

Además de éstas, las otras demandas incluyen el cambio de denominación oficial como “revueltas” (y por tanto, sujetas a persecución legal) de las protestas reprimidas violentamente por la policía el 12 de junio, la retirada de cargos contra los detenidos en relación con éstas y el establecimiento de una comisión de investigación sobre los “abusos de poder” por parte de la policía.

La propuesta de ley de extradición, actualmente en suspenso, abría la puerta a que Pekín pudiera acceder a “fugitivos” refugiados en territorio hongkonés, pero asociaciones de lucha por la democracia y los derechos humanos, así como numerosos abogados, sospechan que serviría de mordaza para acallar voces críticas y disidentes chinas radicadas en las excolonia británica.

La manifestación de hoy se produce después de que este sábado unas 316.000 personas, según los organizadores, hicieran lo propio en apoyo de los gobiernos de Hong Kong y Pekín.

A diferencia de las numerosas marchas opositoras, la del sábado sí obtuvo cobertura por parte de la censurada prensa china, y los asistentes fueron sobre todo ciudadanos adultos, en contraste con la juventud que abarrota las que demandan cambios en favor de una mayor democracia para la urbe.

Según el combativo diario oficialista Global Times, la del sábado fue una manifestación de la “mayoría silenciosa” para “condenar la violencia después de protestas radicales que alteraron seriamente la estabilidad de la ciudad”.

En ella estuvieron presentes varios diputados de la cuerda del Gobierno de China así como antiguos funcionarios gubernamentales.

Aunque China recuperó la soberanía de Hong Kong en 1997, la ciudad mantiene una serie de estructuras democráticas inimaginables en su parte continental y, según lo acordado entre Pekín y Londres, deberían mantenerse así hasta 2047.

Sin embargo, varios analistas coinciden en que China está tratando de acelerar el proceso de asimilación de la excolonia británica, algo a lo que una buena porción de la población hongkonesa se opone firmemente. 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *