En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Una palabra tuya bastará para sanarme

Una palabra tuya bastará para sanarme
Liliam Fondeur

Una de las principales lecciones de activismo en temas sociales es que nos adiestra para contar, para medir y sacar porcentajes. Nos hace tender al análisis. Sin embargo, hay momentos en que como activista, una quisiera no saber contar, porque no es lo mismo sumar cifras que contar mujeres asesinadas.

Queda siempre la pregunta ¿Qué más pude haber hecho desde mi posición y no hice para evitar esto? A veces –no siempre-la respuesta es hice lo mejor que pude.

Pero precisamos de un esfuerzo colectivo. El auge de los feminicidios nos obliga a exhortar a los líderes a que se pronuncien contra la violencia de género.

¿Por qué tanto silencio de parte de quienes sabiéndose seguidos y admirados, por qué callan ante tantos asesinatos? Una palabra suya bastaría para salvarme.

Este es un momento crucial para administrar el liderazgo y orientarlo hacia la gente. La población hace suyas las frases de quienes la lideran, y los hombres y mujeres con influencia lo saben bien. Entonces ¿Por qué no considerar una iniciativa de cara a cara con los hombres para prevenir tantas agresiones y feminicidios?

Cuando digo esto, no puedo apartar de mi mente al presidente de Uruguay, José –Pepe- Mujica, que salió a las calles a repartir volantes a los hombres, papelitos con el lema Aprender a perder. Y más que dar papeles, Mujica les decía a los chicos y jóvenes que las mujeres no somos una propiedad, que las relaciones terminan y que no hay que enojarse ni lastimar a la pareja.

Imitémoslo. En nuestro país necesitamos prevención; no contar más asesinadas.

A menudo, los líderes se dirigen a la nación a través de la televisión. Y yo tengo noticias para ustedes: La nación también es mujer. La nación es también esa mujer que es golpeada o vejada cada día; la nación es la niña que cierra con llave su puerta o duerme con jeans para que su padre no la vuelva a violar.

Ahora, con ese concepto claro, líder, diríjase a la nación y haga eso que usted sabe que debe hacer.

Imite a algunos medios que, aprovechando su liderazgo, su  influencia social, ya han dado la voz de alerta sobre este gran problema haciendo propuestas  o abriendo espacios para prevenir los feminicidios y toda forma de violencia contra la mujer.

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *