En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Versiones contradictorias en torno agresión a una sargento de la PN

Versiones contradictorias en torno agresión a una sargento de la PN
Versiones contradictorias en torno agresión a una sargento de la PN

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El informe accede a la primera acusación de la sargento Mildred Cepeda, que señala a un teniente coronel por las lesiones que presenta, mientras los parientes de este salen en su defensa.

La esposa del investigado coronel Juan de la Cruz Taveras asegura que estuvo junto a él el pasado domingo en una competencia canina.

Momentos después se encontró con el incidente. Conforme con la narración de la esposa del suspendido oficial, todo ocurría en la calle.

Aunque ella, en compañía de un hijo menor de edad, acompañaba a su esposo desde el vehículo en que el oficial distinguió el incidente, no logra precisar cuántos policías se encontraban participando.

Comenzando por el lugar donde se registra el incidente, el testimonio de la esposa del coronel resulta contradictorio con lo que registró la primera denuncia depositada por la sargento Mildred Cepeda ante la Fiscaliza de Santiago.

Conforme con el acta de acusación a la que El Informe tuvo acceso, la sargento ubicó como escenario de los hechos el cuartel, denominado de Zona Franca.

La misma acta registra que el nombre del preso es Luis Antonio Francisco Reyes.

Aunque la esposa del coronel sostiene ante las cámaras del Informe que el incidente se produjo en la calle, previo a la entrevista dijo a la periodista Alicia Ortega que había acompañado a su esposo hasta el cuartel, pero que permaneció en el vehículo.

Conforme con el testimonio que ofrece la mujer, su esposo encontró a la sargento y otros policías (no sabe especificar cuántos eran) en la calle. Y que una vez allí él coronel trató de mediar en el conflicto.

Y es que, de acuerdo con su versión, la sargento reaccionó violenta. El relato que hizo el coronel a la esposa sitúa a la sargento desconociendo su rol de superior.

El coronel de la Cruz le habría requerido el arma que portaba la sargento.

Se le preguntó a la esposa si es común que su marido se detenga en sus trayectos para mediar en conflictos callejeros imprevistos. Dijo que no, pero que esta vez se involucró por sentido de justicia.

Muy diferente es la versión que contó la sargento Cepeda al Ministerio Publico.

“A las 5:50 llegó un teniente coronel. Lo sé por las insignias. Reclamó por el preso”, sin entrar en detalles sobre el raso que acompañaba al coronel ni de la negativa suya y de los demás agentes que estaban presentes, el sargento Barahona y el teniente Marino, según las identificaciones que constan en el acta de denuncia.

“Le dijo al raso que me desarmara. Le contesté un poco rebelde, no lo niego, porque para mí era una humillación que un raso me desarmara y porque además no había hecho más que cumplir con mi deber. El raso me pegó contra la pared y yo me resistí a que me esposara. En eso el preso le pidió a Barahona que interviniera. Barahona se acercó. El coronel le preguntó usted policía quien es: él respondió. Yo soy el sargento Barahona. Usted lo que es, es un buen mierda”, dice textualmente la denuncia.

El mismo documento registra que el coronel “pidió varios Swat que se presentaron. Uno tenía la cara descubierta. Los demás tenían paños en la cara. Yo entregué mi arma y nos llevaron arrestados a los tres a la base. Al sargento Barahona, al teniente Marino y a mí”. Tres días, aseguró la sargento Cepeda, obteniendo su libertad el martes.

Cuando interpone su denuncia el Ministerio Público le cuestiona si su familia pudo verla en ese tiempo. Su respuesta fue negativa. También le indaga si el coronel de la Cruz Taveras la amenazó a lo que ella responde afirmativamente diciendo que prometió su cancelación y le apuntó con el fusil que portaba.

Luego de describir físicamente al raso indica que todo ocurrió por el reclamo de entrega del recluso Luís Antonio francisco Reyes, acusado de romper unos cristales en la calle 3, desconociendo el curso que respecto a este tomaron los hechos.

Ajeno a un incidente que registrase golpes, la esposa del coronel sostiene que éste fue a la base a denunciar a la sargento que le habría faltado el respeto a él y hasta, según lo que le contó, le habría apuntado con su arma de reglamento.
Desde entonces una junta investigadora designada por el Jefe de la Policía Nacional se hizo cargo. Misma que decidió remitirlo ante la Fiscalía de Santiago. Para entonces la sargento ya había retirado la denuncia.

Pero hay más, en el registro de retiro de la denuncia el Ministerio Público cuestiona a la sargento Cepeda. Es entonces que ella reconoce que el documento de desistimiento le fue entregado hecho por un coronel apellido Reynoso.

Pero el Informe tuvo acceso al certificado numero 5, 470-10 de fecha 7 de diciembre de 2010 del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), firmado por el médico legista Carlos Madera, que establece que la sargento Cepeda presenta:

Edema en la muñeca izquierda.
Trauma en el hombro.
Incapacidad médica legal provisional de 12 días, pendiente de nueva evaluación.

Una vez que se le informa de la existencia del certificado de INACIF, López valora otras variables de los presuntos golpes.

En el día de hoy la fiscal de la provincia de Santiago, Jenny Verenice Reynoso, anunció que el Ministerio Público requerirá medidas de coerción ante un tribunal respecto al teniente coronel de la Cruz Taveras.

Una afirmación que precisa que la Fiscalía encontró méritos suficientes como para comenzar un proceso judicial.

El informe tuvo noticias de que la sargento Cepeda recibió la promesa de que ni ella ni su pareja, también policía, serán víctimas de represalias por trillar el camino judicial.

Conforme a fuentes que merecen nuestro entero crédito, la agente continuará con el proceso dejando atrás su desistimiento presuntamente forzado.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *