Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Sábado 24 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

Vía Contraria: Anatomía mediática

Victor Bautista.

Si algo ha dejado establecido la comunicación 2.0, con la suma del periodismo digital y las redes sociales, es que la anatomía del poder mediático ha cambiado y que la capacidad de establecer estados de opinión no reside exclusivamente en la circulación o el alcance de las audiencias.

Los tratadistas de la comunicación estratégica, corporativa y de crisis están convencidos –y así lo pregonan- que no existen medios pequeños ni periodistas sin importancia. Desde cualquier recodo de la World Wide Web puede eclosionar un apocalipsis reputacional.

Si bien hay mucha basura tanto en las redes como en el periodismo digital, que le impiden contar con los niveles de credibilidad y referencialidad de los medios ordinarios, es cada vez más evidente su capacidad de influir en la opinión pública.

El gran peligro está en la operatividad sin reglas, la desinhibición, una suerte de espontaneidad atractiva para la gente que rompe los cánones conservadores y que es mucho más vendible si viene adobada con morbo.

Estamos ante la verdadera selva mediática, una suerte de comunicación de la catarsis que no requiere para ser efectiva inversión en costosas rotativas, pomposos equipos de transmisión o salas de redacción multitudinarias.

Este cambio exige una reorientación de la estrategia de inversión y de negocio de los medios, un reenfoque curricular en las escuelas de comunicación, un cambio de visión de las empresas y las instituciones sobre las relaciones públicas y una ampliación del horizonte de actuación del DirCom (director de comunicación).

Está perdido quien se ufane en tener un buen plan de relación con los medios basado en la capacidad de aproximarse solamente a directores, jefes de redacción, editores o reporteros claves. Sin una estrategia ante los “digitales”, bloggueros y twitteros más influyentes, es posible que los cuchillos estén siendo afilados para la propia garganta.

 

Víctor Bautista.

Twitter.com: @viktorbautista

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *