En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Vía Contraria: La neo-riqueza

Victor Bautista.

He estado cavilando sobre los esquemas de formación de riquezas que operan en nuestro país. Las raíces de estas reflexiones se ubican en el reconocimiento que la pasada semana recibió la familia Gassó y Gassó, por el trabajo de 100 años que ha desembocado en una sólida empresa.

El escenario fue Expo Vega Real 2012, que habría pasado para mí como simple materia para las crónicas sociales de no haber sido por la intervención de la señora Ana María Gassó con un discurso que –pese a las dificultades fonéticas- despertó emoción desde el fondo y la forma.

El foco que atrapa mi atención es el proceso evolutivo de una iniciativa privada que comenzó un siglo atrás como una botica en La Vega, que años después se convertirá en farmacia para luego alcanzar la categoría de mayorista y, más tarde, distribuidora e industria de productos farmacéuticos y cosméticos.

Es decir, esta empresa ha seguido un proceso de transformación con la misma lógica de la vida: Niñez, adolescencia, adultez y madurez.

Tres pivotes (innovación, eficiencia y honradez) fueron citados por la empresaria como anclas para mantener en el tiempo el negocio, venciendo los desafíos que imponen los cambios generacionales y el círculo amenazante de las riquezas, que se sintetiza en padre bodeguero, hijo caballero y nieto pordiosero.

Este paradigma está en total contraste con la creciente neo-riqueza que se observa en República Dominicana y que tiene como trampolín la carrera política, bajo cuyas alas han surgido unos fulanos que han requerido muy pocos años para construir un patrimonio y una fortuna líquida que supera con creces los activos de los Gassó y Gassó formados en 100 años.

Muchas actividades empresariales centenenarias han quedado opacadas, y en algunos casos aplastadas, por la nueva riqueza que emana del saqueo al Erario, el tráfico de influencia, el contrabando, las drogas y el blanqueo de capitales.  Todo cubierto de impunidad. Qué mal estamos como sociedad.

Víctor Bautista

Twitter.com: @viktorbautista

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *