Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Miércoles 28 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

Vía Contraria: La pregunta

Víctor Bautista.

En esta transición sobre la que planean las aves carroñeras, abundan las piedras filosófales para resolver los problemas del país y se desgañitan los expertos en “todología”, en unos medios de comunicación que ya no aguantan más basura, quiero formular una pregunta.

La interrogante es retórica. Sólo para crear conciencia. Pretensioso en extremo sería si esperase respuestas masivas de mis lectores, mis queridos amigos, honorables enemigos o vulgares adversarios. Mi deseo más genuino es que sirva de reflexión.

Antes de plantear la pregunta deseo expresar mi espanto, mostrar en toda su dimensión mi capacidad de asombro por la cantidad de personas en fila esperando un puesto en el nuevo Gobierno, sin que haya cambiado el partido en el poder.

La cola es más larga que la de El Situado, esa humillante ayuda que llegaba a la colonia desde España cuando el hambre, la impotencia y la decadencia nos masacraban, sin posibilidad de hallar el camino para dejar de ser un conglomerado de pordioseros.

El apetito irrefrenable por entrar en la nómina pública me lleva a dos lecturas: nos hace falta levantar la dignidad de la gente a través de la creación de empleos privados decentes y necesitamos revertir la convicción de que “un cargo público” es el vellocino de oro para la autorrealización a partir del robo impune.

Si el próximo Gobierno viene con la austeridad que espero, una administración esbelta, sin la grasa que se acumula en los gastos de representación desmedidos, las compras amañadas, los sobresueldos, las compensaciones, las pensiones portentosas, los viajes al exterior desbordados y el cobro de peaje a inversionistas, quisiera ver cuál sería el impacto en la lista de aspirantes y si su ánimo no tendría sombra de variación.

Sin más rodeos, he aquí la pregunta: ¿Qué estaría usted dispuesto a sacrificar para que el Gobierno sea exitoso, un referente ético y un paradigma de servicio a todos los ciudadanos?

Por Víctor Bautista

Twitter.com: @viktorbautista

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *