En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Vía Contraria: No embromes…

Victor Bautista.

Si el viernes pasado hubiese sido 28 de diciembre, nada habría impedido que asumiera como una broma del periódico Hoy la perla de titular que abría su portada: La provincia Santo Domingo sería dividida en 3 provincias.

Quiero entender que la “genial” idea, parida por un legislador que al parecer tiene poco que aportar a sus electores, fue noticia principal a partir de unos rasgos muy específicos del hecho: la extravagancia, el atrevimiento, lo absurdo y lo sorprendente.

En ese contexto, el encabezado del diario es la expresión de su propio asombro, una capacidad que nunca pierde el buen periodismo. Sentí que el diario me contaba la noticia con los ojos desorbitados.

Y no es para menos. El diputado perredeísta Pablo Adón quiere crear ciudadanos “franciscanos”, de la provincia Francisco del Rosario Sánchez y también los “matisianos”, de la Matías Ramón Mella. Esta aventura –que los legisladores deberían declarar irrecibible por constituir un irrespeto nacional- tiene unos sentidos ocultos que se resumen en la necesidad de crear botines para la politiquería.

Se inscribe, además, contra la aspiración de la ciudadanía consciente de alcanzar un Estado sin “grasa”, de procesos esbeltos, reducidos, sin macrocefalia y sin mayores cargas al presupuesto que sale de nuestros bolsillos.

Con su “proverbial” iniciativa, Adón nos está diciendo que necesitamos más senadores, diputados, síndicos, regidores, gobernadores, pipetas, celulares y tarjetas de crédito. Más palacios municipales con sus portentosas nóminas, más compras, otorgamiento de concesiones, creación de arbitrios y tasas.

Lo menos que merece el ocurrente diputado no es sólo la interpelación –con la mediación de un siquiatra que frene sus ansias usando terapias seriadas- , sino la reprensión pública de parte del PRD y del candidato presidencial Hipólito Mejía, que enarbola el discurso “anti-derroche” como eje de su campaña.

Por: Víctor Bautista

Twitter: @ViktorBautista

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *