En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Vía contraria: “Paremos Eso”

En este país contamos con unos exégetas del estado de derecho y la institucionalidad que yo, particularmente, no termino de entender. Se han pasado la vida reclamando organismos estatales vigorosos, transparencia y respeto a la ley, pero a la hora de contrastar su prédica y  práctica uno tiene que preguntarse si estos señores pretenden tomarnos el pelo o creen que están frente a un auditorio de orates.

Siempre nos han hablado del principio de presunción de inocencia -pero sólo cuando sus intereses están en juego- y apelan al argumento de la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada si el rancho arde en su terreno, afectando a allegados, familiares,  clientela o a ellos mismos.

Fuera del ámbito de su antología de preferencias y particularidades, los apologetas del desarrollo institucional se ponen  otro sombrero para convertirse en oficiantes del juicio sumario, del fusilamiento moral, del asesinato a mansalva de reputaciones, en medio de un carnaval que asume el rumor como verdad irrefutable.

Los mismos que defienden los bloques de leyes garantistas y pregonan el encarcelamiento como excepción son quienes al parecer guardan en el subconsciente un apego al método totalitario del trujillato y el balaguerato de enviar gente directamente ¨a la chirola¨ sin hacer escalas en los canales institucionales.

Un mensaje con tinte de pasquín y de foro público, firmado por un ¨yo¨ colectivo y difuso, me ha llevado a estas reflexiones. La médula del discurso es iconográfica, pues presenta a una serie de funcionarios públicos tras los barrotes de una cárcel con sus respectivos perfiles corruptos. Es decir, ya están juzgados y condenados sin derecho a la defensa.

No declaro inocentes ni culpables a los protagonistas del denominado Álbum del Rumor Público.   ¨Paren Eso¨, la expresión mutada de una ola cuyo presidiario favorito es Leonel Fernández, tiene gente con capacidad de armar expedientes responsables con constitución en parte civil y someter formalmente a la justicia a los corruptos. ¿Por qué no lo hacen?

Son muy cómodos. Hasta el nombre los delata: ¨Paren Eso¨ y no ¨Paremos Eso¨, como si la corrupción fuese en este país nada más un problema de terceros.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *