A 13 días de que fueran detenidos los imputados en la Operación Coral 5 G aún no se le conoce la solicitud de medida de coerción a los 13 implicados.


En esta oportunidad no se conoció la medida debido a que la jueza  Kenya Romero, de Atención Permanente del Distrito Nacional, fue recusada por la defensa del general de los Santos Viola.


El Ministerio Público agregó que con esta recusación  la defensa del imputado busca retrasar  el proceso.


Previo a la recusación,  los abogados del general Viola presentaron un recurso de habeas corpus que le fue rechazado.


El Ministerio Público depositó la solicitud de medida de coerción junto, aseguraron, a más de 700 pruebas que vinculan a los imputados al entramado de corrupción administrativa.


Tanto al entrar a la sala de audiencias como al salir los imputados se mantuvieron en silencio.


Luego de la recusación habrá que esperar la decisión de la Corte de Apelación para conocer si acoge o no el pedimento realizado por la defensa de uno de los imputados.