Se reanudará la tarde de este martes el conocimiento de medidas de coerción contra los implicados en la Operación Larva, mediante la cual fue desarticulada una presunta red de tráfico de drogas y el lavado de activos.

La medida había sido aplazada porque uno de los abogados abandonó a su defendido.

Los abogados de las defensas habían solicitado que el caso se conociera en el Distrito Nacional y no en San Cristóbal, pedimento que fue rechazado por el tribunal.