El presidente Luis Abinader manifestó este miércoles que al igual que otros países del mundo, la República Dominicana se ha visto obligada a endeudarse para atender las necesidades directas de la pandemia del Covid-19.


“Este endeudamiento no fue para francachelas o para malgastar o para pagar ineficiencias. Ahora no lo fue. A diferencia del pasado los préstamos que hemos tomando han sido para salvar vidas”, dijo el mandatario durante su discurso de primer año.