Tras promulgar la Ley de Extinción de Dominio, el presidente Luis Abinader advirtió a los funcionarios y servidores públicos que de violar las disposiciones de la nueva Ley tendrán que pagar hasta 400 salarios mínimos y automáticamente son inhabilitados para ser parte del tren gubernamental.


Reiteró que durante su gestión su compromiso es luchar contra el narcotráfico, la corrupción y el crimen organizado. “En este país, quien la hace la paga, y quien roba devolverá lo robado. Así de simple y así de contundente”.