Luego de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitiera un informe donde advierte que el clima de inversión extranjera en el país se ve afectado por la corrupción y la falta de transparencia, el presidente Luis Abinader insistió en que su Gobierno no tolera ni tolerará actos dolosos durante su gestión o de la pasada administración.