Que Ángel Rondón pase de ser un acusado más a convertirse un colaborador estrella en el caso Odebrecht es una posibilidad a la que está a tiempo de aspirar el Ministerio Público.


El abogado Eduardo Núñez dijo que los fiscales, que por casi cinco años han acusado a Rondón de distribuir sobornos de la constructora brasileña entre funcionarios del país para ganar obras estatales, podrían bien pedir su colaboración para demostrar estos sobornos y condenar a quienes los hayan recibido.