Cuando ya han pasado casi dos semanas de que el gobierno puso en marcha el plan piloto de Seguridad “Mi País Seguro, con el que busca desarmar a la población civil, los centro de acopio de armas aún lucen vacíos.