Por: Corina Rosario 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Representantes de los Trabajadores Migrantes acusan al ex embajador, Daniel Supplice, de hablar medias verdades en su carta al presidente Michel Martelly sobre el tema migratorio. Haitianos residentes en el país también reaccionaron sobre este tema.

Más que una consecuencia del sistema de gobierno que de manera histórica ha dirigido al pueblo haitiano, el representante de los trabajadores migrantes, cree que la causa fundamental para que la mayor parte de los extranjeros del vecino país no se hayan acogido al plan de regularización, son las supuestas trabas inducidas por representantes del sector político domiciano.

Joseph Cherubin señaló que la posición ante el Estado Haitiano del destituido diplomático, no reflejó la realidad que vivieron los nacionales de ese país cuando trataron acogerse al programa.

Mientras que nacionales haitianos consideran que la adquisición de sus documentos es responsabilidad de los padres, y no sus gobernantes.

Dicen que en Haití es una costumbre que se demoren para solicitar las actas de los hijos.

El miembro titular de la Juntan Central Electoral, Eddy Olivares expresó que las declaraciones de Supplice deben manejarse con la seriedad que amerita.

En su carta a Martelly, el ex embajador Supplice cuestionó el sistema de gobierno de Haití con relación a la documentación de sus compatriotas y la crisis migratoria tras el plan de regularización.