Un adolescente de 15 años podría ser el autor material de la muerte de una mujer que recibió 291 estocadas y cuyo cadáver fue encontrado en una cisterna, según las investigaciones preliminares del Ministerio Público en San Francisco de Macorís.