Al asegurar que no es un tema político, sino de la salud del gremio magisterial y de toda la población, la Asociación Dominicana de Profesores reiteró su llamado a los docentes de no acudir a las aulas, hasta que el Ministerio de Educación realice una evaluación diagnostica de la realidad de la comunidad educativa en cuanto al Covid-19. En tanto, padres de familia de sectores populares del Gran Santo Domingo tienen opiniones encontradas sobre el retorno a las clases presenciales.


Con una cifra que supera los 10 mil maestros contagiados del Covid-19 e influenza, la ADP reafirmó su llamado a que los maestros no acudir a las aulas, pese al llamado del Ministerio de Educación del retorno a las clases presenciales. 


El presidente del gremio magisterial, Eduardo Hidalgo desmintió que haya llamado a los docentes a no trabajar y aseguró que miles de maestros por iniciativa propia han contactado por WhatsApp y otras plataformas digitales a los estudiantes, lo que refleja su compromiso con la enseñanza.


De su lado, padres de sectores populares tienen opiniones divididas, mientras algunos consideran que hay una alta incidencia de los casos de Covid-19 y se debería esperar, otros dijeron que tomando las medidas de higiene los niños deben ir a los centros educativos a recibir la docencia. 


La ADP manifestó que su único interés es la salud de los maestros y estudiantes y llamó a las autoridades educativas a realizar un plan diagnostico aplicando pruebas PCR, y que puedan tener la realidad del sector en cuanto a los casos de Covid-19.