El esquema de vacunación no solo inicia y termina en los recién nacidos y niños. Los adultos y adolescentes también deben de vacunarse contra otros padecimientos además de reforzar su inmunización a diferentes enfermedades a lo largo de sus vidas.