Debido a los constantes apagones y al incremento en la factura eléctrica, comerciantes del Distrito Nacional amenazan con aumentar sus precios para poder compensar las alzas.


Aunque reconocen que la población no podrá solventar más incrementos en los productos, los comerciantes medianos y pequeños, advierten que de continuar los aumentos de las tarifas eléctricas y los apagones se verán obligados a ajustar los precios de sus mercancías.