La directora de Ética, Milagros Ortiz Bosch, advirtió que el gobierno no va a permitir que a los servidores se le pidan contribuciones para el Partido Revolucionario Moderno (PRM).


La funcionaria afirmó que en la gestión pasada se desviaron miles de millones de pesos de esa manera que primero llegaban a los funcionarios de turno y luego se distribuían.


"Nosotros no vamos a permitir eso y queremos solicitarle a la ciudadanía que cualquiera que sea el pedido de un apoyo político para el partido están comentando un error y están desobediencia las leyes que rigen a los partidos políticos ".


Al ser entrevistada en los pasillos del Palacio Nacional, agregó que la amenaza para que haya contribución obligatoria es un delito que no van a permitir porque es el principio de la corrupción.


Reveló que "los millones que se tomaron (porque cuando uno llega al gobierno se entera de todo) a los servidores públicos en el gobierno pasado no bastaron y ahí están los procedimientos".