Los viajes ilegales hacia países como Estados Unidos son motivados por la situación y desigualdad económica que enfrentan las personas de escasos recursos, de acuerdo con sociólogos y residentes de diversos sectores de la capital, quienes consideran que el gobierno debe tomar medidas para reducir los naufragios y muertes. Mientras que aquellos que una vez lograron salir del país en embarcaciones clandestina, recomiendan no hacerlo.