A patadas y trompadas se enfrentaron este martes agentes de seguridad y detenidos luego de que se aplazó la audiencia de medidas de coerción a los presuntos implicados de asaltar una estación de combustible en sector Mango de Pepe, en Bonao.


Según el corresponsal Johnny Alcántara, la situación se tornó tensa en la sala de audiencias, donde los detenidos desafiaron a las autoridades, que a punto de pistola calmar los ánimos.