Aglomeraciones y hasta empujones se registraron este mañana en algunas estaciones del Metro de Santo Domingo, irrespetando las medidas sanitarias en momentos en que las autoridades supervisan la presentación obligatoria de la tarjeta de vacunación en espacios públicos y privados, y las demás medidas, ante la posibilidad de que la temporada de compras y fiestas navideñas genere un nuevo repunte de la pandemia.


De acuerdo con versiones de algunos de los usuarios , esa situación se originó cuando los inspectores de salud y el personal del Metro de Santo Domingo verificaban la validez de la tarjeta de vacunación con la cédula, provocando retraso en la kilométrica fila antes de las ocho de la mañana en la estación María Montés.


Al transcurrir las horas, la calma retornó a esa y otras estaciones y para agilizar la entrega, a los pasajeros solo les exigían demostrar que traían consigo  la tarjeta de vacunación, en cualquiera de su presentación. A pesar del caos generado por la desesperación, esto no fue bien visto por algunos usuarios.


Sin embargo, los inspectores sanitarios y la seguridad del Metro no permitirían la entrada a las personas que carecían la prueba de inmunización.


Tal fue el caso de la señora Susana Crisóstomo, quien por no poder aplicarse el fármaco anticovid  por problemas de salud, se vio obligada a usar otro medio de transporte para llegar a su cita médica de este martes.