El retraso en la cadena de suministros a nivel internacional y el incremento de los fletes producto de la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania, provocó aumentos considerables en las materias primas utilizadas en el cultivo de arroz, dejando como consecuencia la disminución de los márgenes de ganancias a quienes se dedican en el país a esa actividad agrícola.