REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Alerta sanitaria máxima hay en Nuevo Laredo de Tamaulipas en México tras el primer caso confirmado de ébola en Texas de Estados Unidos.

Como parte de las medidas, mexicanos que son deportados de ese país son revisados por médicos en esta frontera.

A diario ingresan de 80 a 150 mexicanos repatriados de diferentes estados de los Estados Unidos, por lo que las autoridades han incrementado la vigilancia epidemiológica en el Instituto Tamaulipeco para los migrantes y en los albergues donde se refugian.

http://youtu.be/ioNHXGE1LD4