SANTO DOMINGO.- Ante el incremento de casos de difteria, que ya ha cobrado la vida de nueve niños, las autoridades sanitarias llaman a la población a vacunar a sus hijos.


Mientras, la conmoción arropa a parientes de uno de los infantes, tras reconocer que no fue inmunizado a tiempo para prevenir el desenlace mortal.


Un deceso inesperado estremeció a toda una comunidad, especialmente a una madre que ignoraba el esquema de vacunación para prevenir enfermedades, que en algunos casos conllevan a la muerte.


En medio de lamentos, Johanna Montero, describió los momentos de alegría de su vástago Dariel Montero, de tan solo cinco años, quien disfrutaba bailar y cantar con amiguitos del barrio Eduardo Brito de Pedro Brand.


Mientras, los vecinos recuerdan a Dariel como un niño extrovertido, al tiempo de manifestar su temor de que surja un brote de difteria en la comunidad.


El hospital pediátrico Robert Reid Cabral ha atendido 11 pacientes con la enfermedad en lo que va de año, de los cuales nueve murieron. La última víctima residía en Yamasá y falleció la noche del jueves.


El director del centro, Clemente Terrero, detalló que los síntomas incluyen dolor de garganta, ronquera, fiebre y dificultad para respirar, recordó que la enfermedad es prevenible, con una vacuna que está incluida en el Programa Ampliado de Inmunización.


Waldo Ariel Suero, presidente del Colegio Médico atribuyó los casos de difteria, a la falta de seguimiento al proceso inmunización por parte de las autoridades y familiares.


Las localidades donde se han reportado casos de difteria son Baní (1), Bahoruco (1), Yamasá (6), San Cristóbal (2) y Santo Domingo (1).


El Ministerio de Salud Pública, informó que cuenta con 1400 puntos fijos de vacunación, con todos los componentes disponibles y gratuitos en todo el país