Por lo menos una noche más pasarán recluidos en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo San Cristóbal, Alexis Medina y otros implicados en el caso Antipulpo a los cuales les fue variada la medida de coerción de prisión preventiva por arresto domiciliario.


Los implicados deberán pagar cada uno dos mil dólares por los brazaletes electrónicos que llevarán puestos para rastrear su ubicación, y un pago adicional cada tres meses.