A una semana de que inicie las restricciones en el transporte colectivo, centros comerciales y lugares públicos para quienes no se hayan vacunado contra el COVID, el sector servicio comienza a pedir tarjetas de vacunación para acostumbrar a los clientes, al tiempo que temen que se reduzca el dinamismo en sus locales.