La Menopausia trae efectos y el no comer correctamente produce aumento de peso, alteración  en el colesterol, y la forma en que metabolizamos los carbohidratos, se experimentan cambios en el patrón del sueño y estos cambios producen cambios hormonales que también alteran la densidad ósea, y esos cambios obviamente, pudiendo exponernos a fracturas.