Las constantes alzas de los productos de primera necesidad, atribuidos al incremento de los combustibles, provocan una reducción las ventas en los mercados de la capital, además de obligar a los residentes del Gran Santo Domingo a limitar sus compras o sustituir alimentos.


Al momento de comprar la comida a la señora Dilcia Guzmán no le quedó otra opción que cambiar la carne por huevo o berenjena, según contó al llegar esta mañana al mercado nuevo de Villas Agrícolas a comprar lo que le faltaba en su despensa para el almuerzo de este viernes.


Asimismo, el señor William Acosta, quien esta mañana acudió al mercado de la Feria Ganadera a abastecerse, manifestó también que se ha visto obligado a reducir la cantidad de carne que suele comprar para varios días y en ocasiones hasta sustituirla por otros alimentos por los elevados precios.


Otro que ha tomado medidas es el señor Rey Cabrera, quien explicó cómo se salió de su presupuesto esta mañana al acudir al mismo mercado por los alimentos que necesitaba en su despensa.


En mercados como los recorridos por Noticias SIN esta mañana víveres como la batata, la yuca, la auyama y la papa han aumentado entre tres y 10 pesos por libra, cuyos vendedores se quejan de como esto ha afectado sus ventas.


Alimentos como el ají morrón, el limón y la zanahoria han aumentado entre 10 y 25 pesos en las últimas semanas.


Otras que han reflejado aumentos las últimas semanas son las habichuelas rojas, mientras que las blancas, negra y otros tipos cuestan entre 50 y 70 pesos la libra.


Mientras que los huevos se venden desde hace semanas entre 4.5 y seis pesos la unidad, dependiendo el tamaño. La libra de arroz oscila entre 25 y 30 pesos, según la calidad.