Justo cuando el país ya alcanza los siete millones de dosis aplicadas contra el coronavirus, la situación en unidades de COVID de hospitales se vuelve a agravar con la cantidad de muertes y la alta demanda de pacientes en estado de gravedad que desde este fin de semana esperan por camas en unidades de cuidados intensivos, cuya ocupación este lunes es de casi un 70 por ciento.