Con una inflación anual cercana al 10 por ciento y una canasta básica familiar que roza los 25 mil pesos mensuales, la población de los barrios vulnerables busca alternativas para reducir los gastos diarios de alimentos, cambiando el menú e incluso con la reducción de raciones



Ver más en www.noticiassin.com