Diversas organizaciones ambientalistas salieron al frente a las informaciones emitidas por la empresa Seaboard respecto a los reclamos para que las barcazas de generación eléctrica ubicadas sobre el río Ozama sean trasladadas debido al daño que causan a la salud y al medio ambiente y, la afirmación de la transnacional de que estas demandas obedecen a una campaña sucia en los medios de comunicación.