La Ley 87-01 que rige el Sistema Dominicano de Seguridad Social, no fue una decisión del Estado Dominicano sino de los intereses financieros internacionales, según el presidente de la Asociación de Clínicas Privadas (ANDECLIP).