A principios de 1960, un grupo de jóvenes patriotas, de todas las clases sociales, celebraron una reunión  en una finca propiedad de Charlie Bogaert, en Mao, que se convirtió en una asamblea, donde se  constituyó el denominado Movimiento Revolucionario 14 de Junio, inspirado en el ejemplo y en el programa de los guerrilleros del desembarco de 1959. Su líder, el valiente abogado montecristeño Manuel Aurelio Tavárez Justo (Manolo), esposo de Minerva Mirabal. Los catorcistas se plantean como objetivo derrocar la tiranía mediante la lucha armada.


Trujillo no permitía sublevaciones ni movimientos partidistas ajenos a su régimen, por lo que apresó, además de Manolo y Minerva, a los esposos de María Teresa y Patria, el ingeniero Leandro Guzmán y el hacendado Pedro González.


Rafael -Fafa- Taveras relata cómo la más joven de las “mariposas” María Teresa, se mantuvo incólume pese a los insultos y la tortura física, “las descargas eléctricas sobre el cuerpo de aquella valiente mujer, hacían mover su cuerpo, pero sus labios no se abrieron con una queja”.


Semanas después de aquella orgía de sangre y dolor, las mujeres fueron liberadas, pero sus esposos fueron condenados a 30 años de cárcel.


De La 40, Manolo, Leandro y Pedro fueron trasladados a La Victoria, luego a la cárcel de Salcedo y de allí a Puerto Plata. Se le permitía una visita a la semana. Los viernes.