En un llamado extremo a la población para que se vacune, la gobernadora de Samaná, Elsa de León, advirtió que por cada persona que fallezca y no tenga la vacuna en esta demarcación “hará una fiesta”.