Los aspirantes a conseguir una licencia de conducir o a renovar su permiso deben someterse a nuevos exámenes que, por primera vez no solo incluyen las habilidades frente al volante y los conocimientos de la ley de tránsito, sino también su condición física y psicológica.


Quienes tramitan el permiso apoyan las nuevas medidas, al considerar que ayudarán a reducir las imprudencias y accidentes viales.


A las nuevas pruebas ya son sometidos todos los conductores que requieran renovar su licencia, así como aquellos que la tramiten por primera vez y serán evaluados mediante pruebas psicológicas y psicomotrices.