En medio de reclamos de justicia y tras la inhibición del juez, la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional aplazó por cuarta ocasión el conocimiento de solicitud de medida de coerción contra una mujer ucraniana acusada de contratar a dos hombres para que en su presencia torturaran y golpearan a su expareja.