La Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional aplazó por segunda ocasión el conocimiento de medida de coerción contra los 13 apresados por su presunta vinculación en el supuesto entramado de corrupción que desviaba fondos millonarios de instituciones castrenses, develadas mediante la operación Coral 5 G.


La ausencia del abogado del detenido teniente coronel Kelman Santana Martínez fue lo que motivó en esta ocasión el aplazamiento de la medida.


Al salir de la sala de audiencias  el abogado del ex jefe de Cestur, Juan Carlos Torres Robiou, aseguró que la gerente del banco de Reservas, Esmeralda Ortega Polanco, también implicada en el caso, fue apresada  para proteger a otras personas, cuyos nombres se reservó.