Una nueva polémica amenaza la aprobación del nuevo Código Penal luego que Unicef alertara sobre los intentos de levantar las sanciones a la "disciplina violenta" contra los niños por parte de los padres.


Legisladores consideraron este miércoles que sectores intentan una vez más boicotear el proyecto para evitar que el Congreso Nacional reforme la normativa penal, cuyo informe está siendo elaborado por la comisión bicameral que estudia la pieza legislativa.


En tanto, la diputada por el Partido de la Revolución Moderno, Soraya Suárez, se manifestó a favor de no quitar a los padres el derecho de corregir a sus hijos y afirmó que se le permita hasta los maestros y vecinos.