Tras la solicitud del presidente Luis Abinader ante la ONU, de  que países miembros de ese organismo colaboren con el vecino de Haití, ciudadanos haitianos radicados en Santo Domingo dicen que es urgente que otras naciones deben intervenir su país para poder salir de la difícil situación que atraviesan, de su lado, dominicanos entienden que ya República Dominicana no puede seguir cargando con las vicisitudes de los hermanos haitianos.